Medicina Legal

- Artículos - enero 17, 2023
2,856 views 6 mins 0 Comments

Por: Gerardo Jair Jaime González

A manera de introducción a este artículo definiremos el concepto, de acuerdo con el Dr. Eduardo Vargas Alvarado, la medicina legal es “la especialidad médica que reúne todos los conocimientos de la medicina que son útiles a la administración de justicia”. Otro experto en el área es el maestro argentino Nerio Rojas, quien la define como “una ciencia que sirve de unión a la medicina con el derecho y, recíprocamente, aplica a una y otro las luces de los conocimientos médicos y jurídicos”.

Algunos autores mencionan que medicina forense, medicina jurídica, jurisprudencia médica, y medicina del derecho, son sinónimos de medicina legal; sin embargo, existen otros autores como el Dr. Ismael García Garduza que difiere de esto.

La importancia de la medicina legal radica en que varias ciencias, disciplinas y profesiones pueden allegarse de ella para dilucidar un mejor panorama en la investigación de un hecho; claramente los médicos y abogados son los principales beneficiados con esta gama de conocimientos, el primero porque en el ejercicio de su profesión puede incurrir en un ilícito, pero además de esto en dado caso pudiera acudir a un tribunal para colaborar con su experiencia en aspectos médicos en litigios. El segundo, un abogado que posea conocimientos amplios en materia de medicina puede abordar las pruebas médicas desempeñándose como postulante, litigante, defensor, ministerio público, fiscal, etcétera, ya sea para formular o rebatir preguntas relacionadas con el hecho; como juez, para aceptar, rechazar o interpretar estos aspectos médicos.

Los policías y peritos (estos últimos de manera general), también es conveniente que tengan conocimientos en esta área, ya sea para preservar, documentar, recolectar, embalar, trasladar y analizar indicios encontrados en el emisor, receptor o participantes del hecho, así como en el lugar, que permita al médico rendir un dictamen más preciso y útil para la justicia.

Por último, los legisladores también deberían estar obligados a tener conocimiento sobre este tema tan relevante para poder generar normas y protocolos congruentes con la doctrina médico legal y no cometer las aberraciones y errores que tenemos hoy en día que dejan desprotegida principalmente a la víctima y permiten que el delito quede impune, así como las lagunas en materia legal que se tienen.

Breve historia de la medicina legal

Aristóteles afirmaba que las cosas se entienden mejor cuando se ha logrado comprender con cierta claridad de qué manera se formaron. Es así como se expone de manera muy breve y abarcando únicamente desde el siglo XIX el desarrollo histórico de la medicina legal desde un enfoque universal general.

En el siglo XIX, la escuela francesa aportó el modelo del médico legista omnisciente, quien realizaba exámenes físicos de personas vivas, pericias psiquiátricas, necropsias y exámenes toxicológicos.

En el siglo XX, surgió la escuela anglosajona, que circunscribía la práctica médico forense al anfiteatro y al laboratorio de toxicología. Este mismo modelo se utilizó en Estados Unidos hasta 1992, año en el que inició el posgrado en medicina legal clínica en la Universidad de Louisville, Kentucky, donde se pretende utilizar las bases de la medicina de urgencias para incorporar lo que en Reino Unido se conoce como police surgeon.

En nuestro continente, la medicina legal siempre ha comprendido los aspectos clínicos y tanatológicos. Sin embargo, es cada vez más frecuente la presencia de anatomopatólogos en los anfiteatros institucionales, como se observa principalmente en los países de Colombia, Costa Rica y en menor proporción en Argentina, Brasil, Cuba y México. Por otra parte, las periciales en materia de psiquiatría las comienzan a tomar especialistas en psiquiatría forense en Argentina, Colombia, Costa Rica, Brasil y Venezuela, principalmente.

Características del médico legal

Según el criterio del Dr. Vargas Alvarado el perfil del especialista en esta materia debe incluir los siguientes elementos:

  • Solvencia científica
  • Integridad Moral
  • Objetividad
  • Imparcialidad
  • Metodología
  • Humildad
  • Autocrítica
  • Claridad de exposición
  • Identificación con los objetivos de la justicia
  • Fortaleza moral ante las presiones, las amenazas, las tentaciones, la adulación, los sentimentalismos y los nexos gremiales.

A manera de reflexión, la medicina estudia las enfermedades de los seres humanos, y la medicina legal analiza las consecuencias en cada uno de ellos, de la enfermedad de toda la sociedad: la delincuencia.

Bibliografía:

  • Vargas Alvarado, E. Medicina Legal. 6ª ed. México: Trillas (2019)
  • García Garduza, I. Medicina legal o forense. México: Porrúa (2014)
  • Martínez Murillo, S. Medicina Legal. México: Méndez Editores (2017)
TAGS: