La criminalística y sus ramas

- Artículos - enero 4, 2023
11,955 views 8 mins 0 Comments

Por: Gerardo Jair Jaime González

Comenzaremos este artículo con la criminalística general, para lo cual desglosaremos el concepto más utilizado para definirla, siendo éste el del Dr. Rafael Moreno González, el cual versa así: “es la disciplina que aplica fundamentalmente los conocimientos, métodos y técnicas de investigación de las ciencias naturales en el examen del material sensible significativo relacionado con el presunto hecho delictuoso, con el fin de determinar en auxilio de los órganos encargados de administrar justicia, su existencia, o bien reconstruirlo, o bien señalar y precisar la intervención de uno o varios sujetos en el mismo.”

La definición anterior es obsoleta ya que la criminalística no es una disciplina, es una ciencia, ya que aplica los principios de la lógica: contradicción, razón suficiente, identidad y tercero excluido. La criminalística no sólo es auxiliada por las ciencias naturales, la ciencia formal también tiene alta injerencia en la criminalística; la criminalística no sólo estudia indicios materiales, ya que también hay indicios “inmateriales” o ausentes en el lugar de intervención, pero presentes en el cognoscitivo del investigador. Por ejemplo: en una muerte violenta, al no encontrar indicios, el perito de campo podría determinar que es un lugar de hallazgo porque no se observaron indicios, la ausencia de lo “material”, es decir, la ausencia de indicios resultó ser el mayor indicio para el investigador. Debemos dejar a un lado que la criminalística estudia presuntos hechos delictivos, sólo estudia hechos sean éstos delictivos o no, ya que a la criminalística no le corresponde realizar señalamientos o acusaciones; parte importante es resaltar que la criminalística es autónoma, su objetivo es establecer verdades (relativas, absolutas y objetivas). Ciertas áreas del conocimiento se pueden auxiliar de estas verdades, pero la criminalística es (o debería ser) imparcial, neutral y no responder a necesidades o mandatos de otras figuras. Así mismo, el Dr. Moreno menciona “determinar su existencia”, pero todos los hechos existen, un hecho no puede no existir; la reconstrucción no existe, ya se ha abordado esto en artículos anteriores y, por último, la criminalística no puede “señalar la intervención de uno o varios sujetos”, la criminalística no acusa, no apunta, sólo inquiere y busca respuestas.

El Dr. Aldaraca propone la siguiente definición tratando de cientifizar la criminalística (general): Ciencia binomial (fáctica-formal y teórica-práctica) que estructura abstracciones y proposiciones lógicas derivadas de la interpretación y el análisis de indicios fáctico-formales, materiales-inmateriales y presentes-ausentes, procedentes de un hecho y del despliegue conductual de uno o diversos emisores, receptores, intervinientes o involucrados, con la finalidad de documentar dichos elementos para la conformación de una verdad objetiva.

Ya viendo los errores que se cometieron al definir la criminalística y la propuesta del Dr. Roberto Carlos Ramírez Aldaraca procederemos a verificar las ramas que se desprenden de la criminalística general.

La primera de ellas es la Criminalística de Campo. La definición clásica de esta rama nos menciona que “comprende el trabajo de investigación forense que se desarrolla en el área física correspondiente al lugar de intervención, con la finalidad de identificar elementos materiales (indicios) utilizados o producidos en la relación de hecho que pudiera o no constituir un delito”. Otra definición nos dice que “es la disciplina que emplea diferentes métodos y técnicas con el fin de observar, fijar, proteger y conservar el lugar de los hechos. También se encarga de la colección y embalaje de los indicios relacionados con los hechos que se investiga, para posteriormente realizar un examen minucioso.” Sin embargo, el mismo Aldaraca manifiesta un concepto más apegado a la realidad científica definiéndola como: “rama primaria de la criminalística que por medio de la aplicación del método criminalístico interpreta indicios materiales-inmateriales, fáctico-formales y presentes-ausentes, estableciendo hipótesis en el lugar de investigación y de la sumatoria de lo anterior, obtiene al menos una verdad relativa.”

Criminalística de Laboratorio: el concepto que podemos encontrar de manera más recurrente sobre esta rama es la siguiente: “es la parte de la criminalística que utiliza todos los métodos y técnicas de laboratorio para el estudio, análisis e identificación de los indicios y evidencias encontrados en el lugar de intervención.” Nuevamente esta definición contiene ciertos errores que el Dr. Aldaraca nos hace una nueva  propuesta de definición, siendo esta: “rama secundaria de la criminalística que analiza los indicios suministrados, o bien, examinados o recolectados en el lugar de investigación, aplicando técnicas oportunas, eficaces y propias de las ciencias, disciplinas y oficios que auxilian, con el objetivo de establecer diversas verdades absolutas.”

En la mayoría de los libros de criminalística sólo encontramos que las ramas de esta ciencia son las mencionadas con anterioridad. Aldaraca propone la creación de una nueva rama de la criminalística, siendo esta la Documental, que procedería a ser la “rama terciaria de la criminalística que analiza y sintetiza verdades relativas y verdades absolutas derivadas de las ramas primaria y secundaria, para el establecimiento de la verdad objetiva.”

Dicho de otra forma, la verdad objetiva es un proceso de conocimiento en el que tienen lugar los pasos de verdad relativa (criminalística de campo) y verdad absoluta (criminalística de laboratorio), así como de las verdades relativas (procesamiento de lugares o medios) emanan verdades absolutas (procesamiento de indicios con técnicas de laboratorio o tecnologías) y de ambas se advierten verdades objetivas como posición emisor-receptor y mecánica de hechos (criminalística documental).

Bibliografía:

  • Gonzalez, M. R. & Editorial Porrúa S.A. de C.V. (2014). Introducción a la Criminalística (14.a). Editorial Porrúa México.
  • Aldaraca, R. C. R. (2019). Criminalística Nuevos Paradigmas(2.a). Flores Editor y Distribuidor México.
  • Criminalística actual, ley, ciencia y arte. Tomo I, II, III y IV. Ediciones Euroméxico. 2013.
TAGS: