¿Qué son los impuestos digitales?

- Artículos - enero 10, 2022

En el último par de años, ha habido varias novedades en torno al cumplimiento de obligaciones fiscales en nuestro país y una de ellas fue el pago de impuestos digitales.

A partir de enero de 2020, en México, muchos de los productos y servicios digitales comenzaron a gravar el 16% del Impuesto al Valor Agregado (IVA); y en el caso de las empresas que ofrecen servicios de intermediación, están obligadas a retener tanto el Impuesto sobre la Renta (ISR) como el IVA a las personas físicas que enajenen bienes o presten servicios. Desde entonces los contribuyentes debemos tributar el llamado impuesto digital.

El IVA es la tasa que se grava por el consumo de productos y por el uso de servicios que puede ser aplicado de manera indirecta. Los consumidores pagamos este impuesto a las empresas, que a su vez lo reportan a las autoridades fiscales. De esta manera, quienes comercializan productos y servicios consideran este impuesto en los montos de producción, y luego lo trasladan al usuario final. Así es como las plataformas digitales están obligadas a reportar los impuestos derivados de sus operaciones.

A partir del 1 de junio de 2020, entró en vigor el nuevo esquema mediante el cual las empresas extranjeras que prestan servicios digitales a usuarios en México por medio de aplicaciones, están obligadas al pago del Impuesto al Valor Agregado (IVA) por sus servicios. De igual forma, si las plataformas tecnológicas nacionales o extranjeras, además de prestar servicios digitales prestan servicios de intermediación, tendrán la obligación de retener tanto el Impuesto sobre la Renta (ISR) como el Impuesto al Valor Agregado (IVA) a las personas físicas que enajenen bienes o presten servicios incluidos los servicios de hospedaje, así como enterar estas retenciones al SAT, a más tardar el 17 del mes siguiente a aquel en que se efectuó el cobro.

El objetivo de estas reglas es que todos los sectores económicos contribuyan con sus impuestos, pues se estiman utilidades de más de 150 mil millones de pesos por transacciones en línea.

Los impuestos son contribuciones que deben realizar, tanto personas, como organizaciones. Esto con el fin de que el estado tenga recursos suficientes para ofrecer bienes y servicios públicos necesarios. Así, el dinero recaudado se destina a salud, educación, seguridad y justicia, obras públicas y programas sociales. Tras la puesta en marcha de estos cambios en la ley, donde se incluyen el impuesto digital, la recaudación fiscal en México registró un incremento de 642% en 2020.

Hasta febrero de 2021, en el listado de servicios digitales inscritos en el Registro Federal de Contribuyentes (RFC) del SAT se contabilizaban 86 prestadores con residencia en el extranjero. Entre las empresas que aparecen están Amazon, Adobe, Apple, Bold, Coursera, Claro Video, Didi, Expedia, Ebay, Facebook, Google, HBO, Huawei, LinkedIn, Microsoft, Nintendo, Roku, Spotify, Samsung, Zoom, entre otras.

Es importante que consideres obtener tus facturas electrónicas si realizas compras en línea a través de plataformas digitales, para declarar tus gastos y obtener control de los mismos. El IVA de productos o servicios, que se relacionan con la actividad económica de un consumidor, puede deducirse.

Información obtenida de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

TAGS: