Balística Interior

- Artículos - diciembre 8, 2021
3,118 views 7 mins 0 Comments

Por: Gerardo Jair Jaime González

La mayoría de los autores, tratadistas y peritos en balística forense concuerdan que esta es una rama de la Balística y que se divide para su estudio en tres ramas: balística interior, exterior y de efectos; sin embargo, actualmente se menciona que la balística forense se divide en: Balística interior, balística exterior, balística de efectos, balística identificativa, balística microcomparativa y balística reconstructiva.

El día de hoy nos enfocaremos únicamente en la balística interior, ya que su definición es amplia e importante, pues sin ella no existirían los demás estudios, ya que en la balística interior es donde se producen las fuerzas calorimétricas que dejarán las marcas o la huella balística del arma que la va a diferenciar o individualizar de las demás, esto por marcas dejadas en el casquillo y en la bala (por efectos del principio de intercambio que actúan sobre el cartucho al momento del ciclo del disparo).

El concepto más completo de balística interior es el siguiente: Se ocupa de la estructura y funcionamiento integral de las armas de fuego, así como de los efectos que se producen al momento del ciclo del disparo, desde que se oprime el disparador del arma, donde el percutor golpea el detonador o cápsula fulminante del cartucho, las presiones generadas por el mismo, las resistencias del proyectil generadas por el cañón, hasta que el mismo proyectil abandona el plano de fuego del arma.

¿Pero que estudia la balística interior?

La respuesta es muy amplía y algunos de los elementos ya los hemos abordado en artículos anteriores. Dichos elementos a estudio son los siguientes:

  • Pólvora
  • La carga de proyección
  • La deflagración
  • El cartucho
  • La eficacia del proyectil
  • Resistencias pasivas
  • El cañón de las armas (longitud)
  • Paso de hélice
  • La mecánica del disparo
  • Los mecanismos del arma

En este artículo abordaremos los aspectos generales de algunos puntos anteriores:

Eficacia del proyectil: Para determinar la eficacia de un proyectil debemos de observar que depende de 3 factores:

  1. La pólvora: (negra, simple base, doble base, cordita y balistita) utilizada, como base, depende de la forma del grano y de la forma de deflagrar del mismo, dará el impulso al proyectil para que llegue a una determinada distancia y será la longitud del cañón quien dará esa pauta en el proyectil.
  2. Forma y tamaño del grano de la pólvora: Esto es muy determinante para aprovechar la transformación de los gases y el tamaño de este, se aprovecha más unas cargas de proyección que las otras.
  3. La forma de la bala. Esta característica es importante al momento de romper con mayor facilidad la fuerza del viento generada; conocida también como coeficiente balístico del proyectil; su forma es determinante para la facilidad de este.

Resistencias pasivas: Son los elementos atmosféricos y materiales que debe vencer la bala desde el inicio del movimiento hasta que el proyectil abandona el interior del cañón. En otras palabras, son los factores que absorben parte de la fuerza generada por la presión de los gases, oponiéndose a ella, pero sin variar el desplazamiento del proyectil.

El cañón de las armas: Puede llamársele así al tubo de acero dentro del cual se produce el fenómeno balístico del ciclo del disparo y es diseñado para soportar las grandes presiones generadas y las altas temperaturas del disparo. El cañón varía dependiendo del arma y su eficiencia, además de lo largo del mismo cañón y el propósito para el que fue diseñado. El cañón se divide en dos partes: la recamara y el ánima del cañón. Entre mayor sea la longitud de un cañón, mayor beneficio tendrá para aprovechar la fuerza de los gases, menor será la pólvora semicombusta y, por ende, alcanzará mayor dirección y estabilidad al proyectil, así como, mayor giro que dará conforme a la longitud del arma de fuego.

Paso de hélice: Este término lo ajusto a la balística Octavio Cibrián Vidrio, en su libro Balística técnica y forense; el paso de hélice se refiere a la distancia en el que las helicoidales ejecutan una vuelta completa dentro del anima del cañón, de forma simplificada, el paso de hélice son cuantas vueltas da el proyectil dentro del anima del cañón.

La mecánica del disparo: La mecánica del disparo se define como todos aquellos efectos físicos, químicos y termodinámicos que se desarrollan en el interior del arma para efectos del ciclo de disparo. Los primeros efectos son los físicos, en los que el que maniobra el arma ejecuta para que se lleven a cabo los demás mecanismos interiores del arma que van a ser que se desarrolle el ciclo de disparo.

Los mecanismos del arma: En este apartado se abordan todas las cuestiones que afectan dentro del arma para que, en un momento determinado, no se logre el ciclo del disparo, o en algunos casos, provocar disparos accidentales.

Bibliografía:

  • Vélez Ángel, Ángel, Criminalística general, 2ª ed., Bogotá, Temis.
  • Cibrián Vidrio, Octavio, Balística técnica y forense, 3ª ed., México, La Rocca.
  • Ortiz Barrón, Cristian, La balística y sus clasificaciones, México, Flores.

TAGS:
Comments are closed.