Balística Exterior (segunda parte)

- Artículos - diciembre 22, 2021
2,278 views 9 mins 0 Comments

Por: Gerardo Jair Jaime González

La semana pasada abordamos de manera general el estudio de la balística forense, concluyendo que esta tiene por objeto de estudio los siguientes elementos: Trayectoria, Influencias en el proyectil, Fuerzas externas e internas, Velocidad, Dispersión, Alcance eficaz y Alcance máximo. El día de hoy, profundizaremos en estos estudios.

Trayectoria:

Según el Diccionario de la lengua española, y los estudios de los criminalistas, la trayectoria se define como: “Línea descrita en el plano o en el espacio por un cuerpo en movimiento”. Si esta definición la relacionamos al movimiento en el espacio del proyectil en el aire, trayectoria puede en términos balísticos podría conceptualizarse como: “La dirección y sentido que sigue el proyectil o los proyectiles desde que abandona el plano de fuego del arma, hasta que impacta un objeto u objetivo.” Algunos tratadistas, escritores y expertos en el tema suelen clasificar las trayectorias conforme a la angulosidad que presenten de la siguiente manera:

  • Rasante: Esto quiere decir que la línea imaginaria que presenta el proyectil será en línea recta.
  • Semicurvo: Se les conoce así a aquellas trayectorias que recorren los proyectiles y que los ángulos que presentan no sobrepasan los 45° del mismo.
  • Parabólico: la diferencia que se tiene al semicurvo es que este tipo de trayectorias sobrepasan los 45°

Influencias en el proyectil:

Las también llamadas “influencias dinámicas”, son el conjunto de todas las resistencias externas a las que se enfrenta el proyectil en su trayectoria. Esto no es exclusivo de la balística forense, ya que todas las resistencias actuarán en cualquier cuerpo al trasladarse en el espacio, provocando cambios en el mismo que afectarán su trayectoria. Este tipo de influencias dinámicas suelen clasificarse de la siguiente manera:

  • Normales: Corresponde a todos aquellos elementos de la naturaleza que puede afectar al proyectil en su trayectoria. Estos suelen ser: el viento, la lluvia, el frio, el calor, el granizo, la fuerza de gravedad de la tierra, el polvo, la neblina, etcétera.
  • Anormales: Estos son elementos que el proyectil encuentra a su paso en la trayectoria y suele afectar en el avance o la velocidad de este. Algunos ejemplos de este tipo de influencias dinámicas pueden ser: los cristales, el vidrio, lonas, tela, madera, barras de acero, puertas, paredes, concreto, etcétera.

Fuerzas internas y externas:

Las fuerzas externas e internas son todos los sistemas de fuerza que pueden actuar en el proyectil al momento de efectuarse un disparo por arma de fuego. Las fuerzas que actúan serán las siguientes:

  • Impulso transmitido por la presión de los gases: Esto y la longitud del cañón, además del granulado que se utilice en la pólvora, serán factores dentro de la presión que genere para empujar al proyectil dentro del ánima del cañón.
  • Resistencia de las moléculas del aire o resistencias pasivas: aunque esas pequeñas masas o moléculas no se observan a simple vista actuarán en todo el proyectil ya sea dentro de la recámara como en la trayectoria.
  • Atracción de la gravedad sobre el proyectil: Todo cuerpo en el planeta tierra le surte efectos la fuerza de gravedad de la tierra (9.8 m/s) y hablando de proyectiles lanzados no es la excepción.
  • Fuerza centrífuga desarrollada por la rotación del proyectil sobre su propio eje: el proyectil expulsado por armas con anima rayada se comporta como la tierra y gira sobre su propio eje en un movimiento de rotación, esto para romper las fuerzas externas que actúan sobre él.
  • Fuerza residual y continua: se produce por el viaje de los residuos de deflagración de la pólvora y los gases que acompañan al proyectil en su trayectoria

Velocidad:

La balística forense, al ser una rama de la física mecánica utiliza los conceptos de esta ciencia natural, entonces, velocidad se define de la siguiente manera: “Magnitud física que expresa el espacio recorrido por un móvil en la unidad de tiempo, y cuya unidad en el sistema internacional es el metro por segundo (m/s).” En palabras más simples, es la fuerza en la que se desplaza un objeto o cuerpo y el tiempo que tarda en recorrer determinada distancia dicho objeto o cuerpo. Esta definición es apagada totalmente a la balística forense, ya que la velocidad del proyectil también se determina en metros sobre segundo.

Dispersión:

La dispersión estudia las variaciones en la trayectoria de un proyectil para determinar que no existe una trayectoria idéntica.  Dichos factores pueden ser consecutivos combinados o aislados. Los factores que pueden observarse en la dispersión hablando de trayectorias y pueden ser considerados los más importantes son:

  • El viento: que actuará en el proyectil conforme a la dirección del aire.
  • El medio ambiente: Los cambios climáticos influyen en el disparo del arma de fuego y por lógica en la trayectoria del proyectil.
  • El factor humano: Son los errores de técnica, posición, inexperiencia, falta de concentración del tirador.
  • El efecto relevación: esto se observa en las armas al momento de presionar el disparador con las fuerzas internas en el proyectil, pues el arma suele dirigirse hacia atrás por la fuerza de los gases y elevarse un poco sobre la horizontal.
  • Jalón: consiste en una desviación lateral del proyectil, producto de la rotación excesiva de éste

Alcance eficaz:

Se considera alcance eficaz a la capacidad que tiene un proyectil para cubrir determinada distancia y provocar daños graves. Algunos autores y tratadistas consideran como alcance eficaz los daños o lesiones que puede causar un proyectil según se determine su velocidad; se debe considerar que a mayor velocidad mayor daño se provoca en el blanco.

Alcance máximo:

Es la distancia que puede recorrer un proyectil por las fuerzas de empuje de los gases que actuaron sobre él en el ciclo del disparo. Varían dependiendo del arma y de la longitud de su cañón y el aprovechamiento que de él se genera el ciclo del disparo.

Bibliografía:

  1. Nieto Alonso, Julio, Apuntes de criminalística, Madrid, Tecnos.
  2. Ramírez Velázquez, Nelson Alejandro, Aspectos selectos de balística Forense, G. Laura Monroy.
  3. Cibrián Vidrio, Octavio, Balística técnica forense, 3ª. Ed., México, La Rocca.

 

TAGS:
Comments are closed.