Un acercamiento al nuevo Código Nacional de Procedimientos Civiles y Familiares

- Artículos - julio 5, 2023
1,238 views 6 mins 0 Comments

El 7 de junio de 2023 el Decreto por el que se expide el Código Nacional de Procedimientos Civiles y Familiares fue publicado en el Diario Oficial de la Federación. Los gobiernos federal y locales deberán adoptarlo a más tardar el 1 de abril de 2027. El nuevo ordenamiento se conforma de mil 191 artículos divididos en 10 libros, además de un régimen transitorio compuesto por 20 artículos.

El nuevo Código Nacional de Procedimientos Civiles y Familiares tiene como objetivo establecer procedimientos homologados en todo el país para dirimir las controversias entre particulares. Este nuevo código impacta directamente en la vida de las personas debido a que las materias civil y familiar están relacionadas con asuntos comunes y cotidianos y tiene el potencial de ser un instrumento legal de pacificación social que evite que un conflicto se convierta en un hecho violento.

Esta propuesta busca priorizar la oralidad y un efectivo acceso a la justicia pronta, completa, imparcial y expedita, e integra un modelo para impulsar el uso de las tecnologías de la información en los procesos judiciales. Es una tendencia evidente hacia la oralidad, la justicia digital, el respeto a los derechos humanos y la protección de aquellas personas que se encuentren en alguna situación de vulnerabilidad. Este código resguarda el núcleo social de la familia, además de que con la justicia digital se podrían erradicar actos de corrupción. Todos los procedimientos regulados en el Código Nacional de Procedimientos Civiles y Familiares podrán tramitarse bajo la modalidad de procedimiento en línea que, al igual que cualquier otra modalidad procesal, será gratuita para las partes.

Esta serie de cambios legislativos significativos son el resultado de un arduo trabajo para adaptar las leyes a las necesidades cambiantes de la sociedad y se busca proteger y respetar los derechos humanos, promover la equidad de género, reconocer la diversidad familiar y garantizar un sistema legal que responda a las necesidades actuales de la sociedad mexicana, una sociedad en constante evolución.

Una de las reformas más destacadas se relaciona con el reconocimiento de nuevas formas de familia. Hoy se reconoce la diversidad familiar, incluyendo las familias monoparentales, las parejas del mismo sexo y las familias compuestas por personas no consanguíneas y, en respuesta a la demanda social, el matrimonio igualitario ya es legal en todo el país, siendo Tamaulipas el último estado en aprobarlo.

Otro punto muy relevante es la equidad de género. Se busca que hombres y mujeres tengan los mismos derechos y obligaciones. Esto implicó reformas en las leyes relacionadas con la patria potestad, los derechos de la mujer en el matrimonio y la división de bienes. El objetivo es eliminar la discriminación y garantizar que tanto hombres, como mujeres, sean tratados de manera justa ante la ley.

Además, se ha reformado el proceso de divorcio. Se ha eliminado la necesidad de probar la culpabilidad de una de las partes para obtener el divorcio, haciendo que el proceso sea más equitativo y menos conflictivo. Asimismo se ha introducido el concepto de divorcio incausado, permitiendo a las parejas divorciarse sin tener que justificar su decisión ante un tribunal.

Otro cambio muy significativo es el reconocimiento de los derechos de los niños en un proceso de divorcio. Los cambios buscan proteger los intereses de los niños en todo momento, garantizando su bienestar, sus derechos a la convivencia y el cuidado, y que su voz sea escuchada en procedimientos legales.

El nuevo Código Nacional de Procedimientos Civiles y Familiares es un hito en el derecho civil y familiar en México, un país que se esfuerza por adaptarse a las demandas sociales. Aún quedan retos y desafíos por enfrentar, como la implementación efectiva de estas reformas y la educación de la población sobre sus derechos bajo las nuevas leyes, pero estos cambios legislativos son un paso importante hacia la construcción de un México más inclusivo y equitativo.

A medida que avanza el siglo XXI podemos esperar más evolución y reformas en estos códigos legales debido a la misma evolución social, creciendo en su comprensión y respeto por la equidad y la diversidad. En este sentido, el derecho civil y familiar refleja el corazón de una sociedad y, al cambiar, demuestra la voluntad de una nación de moverse hacia un futuro más justo e inclusivo.

Fuentes y sitios de interés:

https://comunicacionsocial.senado.gob.mx/informacion/comunicados/5620-aprueban-en-el-senado-por-unanimidad-nuevo-codigo-nacional-de-procedimientos-civiles-y-familiares

https://www.canaldelcongreso.gob.mx/noticias/16480/Expiden_nuevo_Cdigo_Nacional_de_Procedimientos_Civiles_y_Familiares

TAGS:
Comments are closed.